Revista Internacional de Poesía "Poesía de Rosario" Nº17
 
  TAPA - INICIO
  RETIRACIÓN DE TAPA
  EDITORIAL
  POESÍA ARGENTINA
  Luis Benitez
  Ana Russo
  Reynaldo Uribe
  Héctor Berenguer
  Cesar Bisso
  Roberto Malatesta
  José María Pallaoro
  Rodolfo Privitera
  Claudio Rabec
  Gustavo Caso Rosendi
  Gabriela Bruch
  REPORTAJE - HIPERMEDIA
  POESÍA INTERNACIONAL
  Teresia Teaiwa
  Ana Rosa Bustamante
  Milagro Haack
  Pablo Martínez Antúnez
  Alvaro Mata Guillé
  ENSAYOS
  L E L A I D E B I S C L A V R E T Y WOLFSBOHNE: La licantropía en la lírica. Entre la teología política y el devenir animal.
  JOSÉ ÁNGEL VALENTE Y EL ACTO DE ESCRIBIR
  POESÍA BILINGÜE
  Marta Roldán
  Stéphane Chaumet
  Jordi Enjuanes-Mas
  Paolo Ruffilli
  Seymour Mayne
  HOMENAJE
  BIBLIOGRÁFICAS
  Capital de nada
  Reflejos Sonetos de una palabra
  La palabra que nombra.
  Los elegidos
  Memorar
  Encaje
  Estación de animales buenos
  Un taxi a Bucarest
  De los laberintos se sale por arriba
  Desde el hastío
  Otra vez labranza
  Manual del agua
  Breve antología poética
  Enlaces recomendados
  Libro de visitantes
  Contacto
De los laberintos se sale por arriba


DE LOS LABERINTOS NO SE SALE POR ARRIBA. REYNALDO URIBE
Papeles del Boulevard 2007. 


No es fácil escribir sobre el amor, existe un riesgo costoso y constante de caer en reiteraciones, lugares comunes o en la poca sorpresa. Pero el libro de Uribe es un desafío a cualquier impedimento que pudiera presentarse, es más, es un texto que desde el título va adelantando una advertencia, una descomplejización del laberinto, sitio que se conoce por ser geográficamente intrincado de recorrer, atravesado por callecitas y encrucijadas dispuestas solamente para afectar la salida. El poeta mismo adelanta a modo de prólogo: “Los laberintos no son inexpugnables y tortuosos caminos a recorrer. Son pasos para disfrutar del asombro. Para disfrutar con el amor. ¿Demora la salida? Mejor, más tiempo para estar juntos, no hay apuro alguno” Por ello, el amor tomado como experiencia laberíntica ya es otra cosa. El libro esta dividido en dos etapas “El afuera” y “Desde adentro”. R.U nos dice acerca del afuera: “…deberes, obligaciones, el límite de la libertad / del otro / más cercano y alambrado / que el propio…” (El afuera I); “Limites(…) acotar el humor y la risa / por la pompa y circunstancia” (El afuera II); “…No abrir la vida y temer a la sombra de la sombra…” (El afuera IV) todos casi concluyen con un verso reiterado “Más lejos del amor, menos excitante…” De todas estas instancias poéticas se podría inferir que el autor nos está hablando de una libertad dentro de los límites del laberinto ese mismo que como promesa de nuevas experiencias lo protege de los amores perdidos, gastados.   Él vive dentro, pero no se aísla, se cuida, no se somete a las costumbres y los hábitos que no garantizan ninguna perdurabilidad, por el contrario, admite el laberinto metáfora de vida aceptada. No se sale por arriba, no hay alas que puedan con él, ni Dios, ni cielo. Hay un hombre solamente que lucha y espera por su propia luz construida con la celebración permanente por la vida. Es un recorrido en el cual todo lo que va apareciendo deslumbra al autor, no hay necesidad de salir y por lo demás, el sentido de su existencia es estar dentro del laberinto en tanto y en cuanto le propone nuevas circunstancias, nuevas destreza para asumir su destino, lugar de exploración y de comprobación del amor, como también lugar de re-signación de su vida. Así vuelve en el prólogo a decirse: “Es estúpido e infantil creer que de los laberintos se sale por arriba,. Más aún preocuparse por salir con las manos vacías. Lo que cuenta es estar dentro o afuera. El amor. Vivir la vida o mirar cómo pasa de largo” Es por esto que anticipa Uribe que este es un libro sobre el amor pero no “de amor”. El amor a la libertad, a los sueños, quien trabaja y concreta su sueño hace la salida, pero luego quiere volver a entrar porque otro sueño nuevo lo invade y luego otro reto y por gracia especial sabemos que ignoramos cuál será el último. Esas variantes de proyectar, armar y tener motivos para llenarse las manos de sentido mantienen viva la contradicción que deliberadamente propone Uribe. Laberinto lleva implícita la palabra héroe y nos remite a un Teseo quien destruyó al Minotauro  adentrándose en los inextricables pasillos, dejando una huella de hilo que le había dado la princesa Ariadna para luego encontrar la vía de escape. R.U. encuentra la salida, pero a contravoz del mito, dentro de su propio entrecruzamiento, dentro de esos límites que enmarcan todos los peligros y las contingencias. Lo seguro como sinónimo de pantano está afuera atravesado por códigos y rutinas desesperantes.   En la segunda parte “Desde Adentro” el poeta va por su luz y dice que “Afortunadamente los caminos son tan vastos” elige caminar porque su alma sigue erguida a pesar de las oscuras experiencias del “afuera” por las que hubiera podido abjurar del amor. El laberinto vuelve a ofrecerle calles y estrategias del caminar, le prohíbe bloquear sus parajes interiores por eso asegura “la luz está/aunque se cierren los ojos”. En “Recorridos” : “Inauguro tu cuerpo desnudo, flor que rebalsa de belleza” o “Cómo escribir a esta mujer (…) su cuerpo levita sostenido por su propia luz / la maravilla…” o “volar y sentir la adrenalina / con el vuelo del otro…ofrendar todos los mínimos actos de amor / el amor necesita libertad para poder volar” todos estos versos no hacen más que diseñar una imagen que nos desea dar el poeta sobre  el amor que convierte a dos personas en vasos comunicados por los que pasa el agasajo de los amantes. Pero más allá de esa persona amada, de ese objeto de su amor, también el poeta sigue buscando lo absoluto en todos los caminos, como aquéllos Diálogos con Leucó en los que Pavese dice: Me he buscado a mí mismo. No se busca sino esto". Y en ese trayecto entrecortado, con calles cerradas o bifurcaciones, ha probado a modo iniciático el sabor de la superación de las pruebas. El último poema dice “no hace falta salir, sólo recordar por dónde entramos, con qué propósito y seguir avanzando. No es un libro que propone un facilismo, una solución, un conformismo, todo lo contrario, es un profundo intersticio por donde se filtra la sabiduría como soporte de una búsqueda. 


A.R.
 
AUSPICIANTE  
  GRUPO OPTICO TECNOVISIÓN

Mendoza 6325 - TE 0341 459 0261

ROSARIO - SANTA FE - ARGENTINA
 
Publicidad  
   
Contador  
  Free counter and web stats  
Hoy habia 1 visitantes (25 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=